Aprendiendo a tratar con los suegros

suegros

Los problemas con los familiares políticos es la 2da causa de pelea en los matrimonios.
Y existen, entre otras causas, dos razones que solemos encontrar allí: O bien alguno de los dos en el matrimonio no aprendió el principio de “dejará a su padre y a su madre” que establece la Biblia, o no han aprendido a tratar con las diferentes personalidades.

El nuevo matrimonio ahora está construyendo una familia diferente a la que antes tenía. Y muchos no lo entienden. Mas que nada las suegras, ¿no?. O tal vez sea porque son las que se animan a hablar.
En la Biblia hay un caso interesante de una suegra con su nuera:

Rut 1:14-16Reina-Valera 1960 (RVR1960)
14 Y ellas alzaron otra vez su voz y lloraron; y Orfa besó a su suegra, mas Rut se quedó con ella.
15 Y Noemí dijo: He aquí tu cuñada se ha vuelto a su pueblo y a sus dioses; vuélvete tú tras ella.
16 Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios.

Noemí había perdido a su esposo y sus dos hijos, y sólo le quedaron sus nueras. Una de ellas se fue y volvió a su familia, pero la otra, Rut, entendió que tenía un propósito y sabía como tratar con su suegra: se quedó a acompañarla.

Muchos pelean y discuten, y se ponen mal, porque parece que los nuevos familiares no son como los que uno ya tenía.
Hay que tener en cuenta de que nosotros NO podemos cambiar a NADIE, solo a nosotros mismos. En eso nos debemos concentrar.

Nunca compares a tus padres con los de tu esposa, o viceversa. Trátalos bien, de tanto en tanto ellos querrán ayudarte; y eso está bien.

Tratarlos bien

No tenemos que deshonrar a los familiares. No hay que darle lugar a los celos tampoco, porque producirán inseguridad. Y nada bueno se puede construir sobre algo así.

Hay que darse cuenta de que los familiares políticos vienen de un trasfondo diferente.

Hay que tener paz con ello. Respetarlos. Y sobre todo, abrirse a aprender de ellos también.

Más allá de los principios que tengan tus padres o tus suegros, aun así, NUNCA los deshonres.
Es probable que a tu esposa o a ti les lleve tiempo saber como relacionarse con sus suegros. Es normal, pero hay que hacerlo en amor. Saber tratar con las personalidades. Todo va a estar bien.

Anuncios