Que no te roben los sueños

Sueños y metasMuchos comienzan a caminar por el sueño que Dios les dio. Pero cuanto más tiempo les toma hacerlo realidad, menos arde su corazón. Se va apagando la pasión por esa meta, y finalmente, sueltan y dejan ir esos sueños para sus vidas.

Nada es más trágico que esto: que una persona deje ir sus sueños; el propósito mismo por el cual nació en este mundo. Dios tiene un plan especial para ti y es tuyo y para nadie más. Él tiene su mano sobre tu vida aún desde antes de la fundación del mundo:

Efesios 1:4Reina-Valera 1960 (RVR1960)

según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

Hay que planificar

Algunos de nosotros ya sabemos lo que Dios quiere para nuestras vidas. Pero por no haber identificado lo que nos roba los sueños y ataca nuestra mente y emociones, dejamos ir lo que Dios nos reveló mientras la vida se nos pasa por delante.

Cuando tomemos un paso grande de fe, en nuestro interior podría aparecer esta pregunta: ¿Y qué si estoy cometiendo un error?. Esta es la verdad: si tienes preguntas y dudas, ¡hay que responderlas!. Es necesario la necesidad de planear que incluso Jesús citó:

Lucas 14:28-30Reina-Valera 1960 (RVR1960)

28 Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?

29 No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él,

30 diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar.

La razón por la que mucha gente falla no es la falta de visión, sino la falta de resolución, de una decisión. Y la decisión nace de calcular el costo.

La verdad: el Espíritu Santo usará cada pregunta, duda o aparente temor, para transformarlo en una incitación a contar el costo antes de perseguir algún sueño que Dios puso en tu interior. Debes tratar con ello. Este proceso no es para alentar el miedo o la duda. No. Es un paso en el desarrollo de la resolución interna que durará y prevalecerá. Entonces, a su tiempo, tu nuevo curso de dirección será desafiado. Debes echar fuera el temor.

Anuncios